Zonas rurales con misterio

El campo parece un buen lugar para recuperar la tranquilidad descansando en casas rurales, pero el turismo rural puede ofrecer también otros atractivos. Hay lugares diferentes, llenos de misterio o magia, ya sea por su historia o por las leyendas que circulan en torno a ellos: pueblos fantasma que fueron abandonados, localidades marcadas por la leyenda, rutas mágicas, sitios relacionados con la brujería…

Pueblos fantasma

Entre los pueblos fantasma destaca Belchite. Situado a 49 km al sur de Zaragoza se ha convertido en un testimonio del horror de la Guerra Civil. Toda la localidad, incluidos sus palacios renacentistas y sus iglesias con torres mudéjares, resultó devastada en el verano de 1937, en la batalla de Belchite, que dejó un saldo de 6.000 muertos. Desde entonces, las ruinas del pueblo viejo permanecen intactas y han constituido un reclamo para los investigadores de los fenómenos paranormales, que acuden a registrar psicofonías del horror allí vivido.

En el Condado de Treviño, al norte de la provincia de Burgos se encuentra Ochate, otro pueblo fantasma que también atrae a los amantes de los fenómenos paranormales. En ruinas desde principios del siglo XX, antes era una localidad próspera hasta que en el siglo XIX  sucesivas epidemias acabaron con su población. Se consideró entonces un pueblo maldito envuelto en tenebrosas leyendas y marcado por hechos extraños.

Jafre, un pequeño pueblo catalán abandonado de la comarca del Garraf (provincia de Barcelona), atrae hoy también a muchos estudiosos de la parasicología y el esoterismo, por las extrañas voces que algunos dicen haber escuchado o los espectros que se han visto.

Otro antiguo pueblo catalán rodeado de misterio es La Mussara, perteneciente hoy al término municipal de Vilaplana, en el interior de la provincia de Tarragona. Fue abandonado en 1959 y ha registrado numerosas desapariciones. Según una leyenda, el que pisa una enorme piedra de la zona es transportado a un mundo paralelo y siniestro de otra dimensión. En cualquier caso, el visitante, además de contemplar las ruinas del pueblo, podrá disfrutar de su bello paisaje.

Más al sur, en la provincia de Valencia, está La Cornudilla, un pequeño pueblo que todavía estaba habitado a mediados del siglo XX. Sus vecinos lo abandonaron aterrorizados por los fenómenos extraños que se producían en las casas. Se dice que en la Casa de los Ruidos se oyen habitualmente sonidos inexplicables que se atribuyen a duendes.

Un lugar inquietante para descansar puede ser el caserón Moixent, Les Acusses, en la antigua carretera de Fontanars de la localidad valenciana del mismo nombre. El edificio estuvo deshabitado mucho tiempo, desde que se suicidara la joven Margarita Valls a principios del siglo XX. Cuando volvió a ser habitado años después, los nuevos inquilinos se vieron inquietados por fenómenos paranormales, como sonidos y luces. Hoy es una casa rural que puede suscitar el interés de los turistas atraídos por los misterios. Si el viajero prefiere un lugar más “tranquilo”, puede optar por casas rurales en Guadalest o casas en Denia, ya en la costa. En buscadores c o en inmobiliarias podrás encontrar buenos precios.

Magia, misterios y leyendas

Tiermes es una antigua ciudad celtibérica que se encuentra en el término municipal de Montejo de Tiermes, de la provincia de Soria, en el límite con las provincias de Segovia y Guadalajara. Desde allí discurre un antiguo camino utilizado en su tiempo por los pueblos célticos hasta la famosa población celtibérica de Numancia, situada también en Soria. En la primavera tiene lugar en Tiermes la Fiesta del Plenilunio, que evoca las celebraciones de los pobladores celtibéricos bailando y saltando en torno a una gran hoguera en las noches de luna llena.

En Tella, un pequeño pueblo del Pirineo oscense vinculado desde antiguo a la brujería, se puede visitar hoy la Casa de la Bruja. Se trata de un centro de interpretación dedicado a la etnobotánica y la magia en el Alto Aragón. Cuenta con un espacio dedicado a la brujería y la magia en las culturas tradicionales de la zona.

Trasmoz, en la provincia de Zaragoza, también tiene un museo de la brujería. Cada año en el mes de julio se celebra la Feria de la Brujería y la Magia. Según se cuenta, en este pueblo vivieron en su tiempo muchas brujas

La localidad de Vallgorguina, en la provincia de Barcelona, conserva un dolmen con más de 4.000 años de historia. Desde muy antiguo, este lugar se ha relacionado con las brujas y hoy atrae a muchos ocultistas y amantes de los rituales mágicos y satánicos.

La población valenciana de Rocafort es conocida por fenómenos relacionados con la ufología, ya que se han avistado misteriosas bolas de luz.

Siguiendo por esta ruta del misterio hacia el sur podemos llegar hasta Bélmez, un pequeño pueblo de la provincia de Jaén que se hizo famoso a partir de 1971 por unos misteriosos rostros que aparecían y desaparecían en el pavimento de una casa. Hoy, los interesados por este fenómeno paranormal pueden visitar el Centro de Interpretación de las Caras de Bélmez.

Deja un comentario