Viajar a las bodegas españolas y conocer su trabajo es tendencia

Viajar a las bodegas españolas y conocer su trabajo es tendencia

La enología es uno de los pilares de la cultura española pero también de su economía. A nadie le cabe duda alguna acerca de la importancia que tiene este sector en varias zonas de nuestra geografía. En La Rioja o en La Mancha es algo sin lo cual no puede entenderse la vida. También es así en la provincia de Valladolid o en Galicia. Desde luego, es evidente que la influencia del vino y de todo el trabajo que lleva éste asociado es de una importancia brutal para miles y miles de personas de diferentes puntos de España.

Se trata, además, de un sector que está empezando a crecer de nuevo y a recuperar toda esa tradición que parecía estar perdiéndose de un tiempo a esta parte en lo que tiene que ver con el consumo. Las últimas tres décadas no había parado de crecer el número de litros de vino que España exportaba al extranjero y que no se consumían aquí. Ahora, la demanda dentro de España ha crecido y esto no significa otra cosa que el aumento de trabajo en un sector que, como decimos, ahora está en pleno crecimiento.

Este es, además, un sector que podríamos considerar como de interés cultural. El motivo es que existe un cierto nicho en el mercado turístico español que tiene que ver con el vino. Y es que son muchas las personas y familias que se desplazan hasta un punto en concreto de la geografía española para saber de qué manera se produce un tipo determinado de vino y conocer, de primera mano, las bodegas en las que se elabora un producto que sirve para definir a nuestro país y diferenciarlo del resto de países de nuestro entorno.

Son muchas las personas que se mueven, dentro de nuestras fronteras, afanadas por conocer todos los detalles que engloba la elaboración del vino en España. Las visitas a diferentes bodegas españolas se han convertido en algo que ya es habitual. Eso es lo que nos han venido contando los profesionales de Bocopa, una bodega situada en la provincia de Alicante. Según ellos y ellas, las visitas hasta su centro de trabajo se han multiplicado por 3 en el último año. Destaca, a su vez, el número de excursiones que se han organizado desde colegios e institutos.

El aumento del número de bodegas acerca su actividad a la gente

En España no para de crecer el número de bodegas. Es algo de lo que se han hecho eco muchos medios de comunicación. Uno de ellos ha sido Agronews Castilla y León, que destacaba que, desde agosto de 2017 hasta agosto de 2018, había crecido el número de estos centros en un nada despreciable 6’8%, lo cual pone de manifiesto que el sector vive un buen momento de forma después de haber pasado por bastantes malos ratos.

Pero, ¿cuál es el número total de bodegas de las que dispone ahora un país como el nuestro? Este dato nos ha sido facilitado gracias al portal web Vinos-Blog, que sitúa esa cifra en 4.373 unidades, asegurando además que La Rioja no es la comunidad que más bodegas tiene, sino que ese ranking es liderado por Castilla y León, que es, además, una de las zonas en las que más ha crecido el número de bodegas en el último año puesto que se han abierto 35 nuevas.

Todos estos datos son positivos, además de por la buena situación del sector, por otro motivo: y es que se permite, de esta manera, que la enología se acerque a la gente, que sea la propia ciudadanía la que pueda juzgar el trabajo y la dedicación que generan los trabajadores de este sector. Desde luego, está claro que este es un paso de gigante para tratar de conservar la tradición de esta actividad y para seguir haciendo de lo más competitivo a nuestro vino en el extranjero.

Nuestro vino es uno de los productos que más y mejor nos definen en el extranjero. Además de ser uno de los mayores productores, somos sinónimo de calidad en lo que a este producto se refiere. En Estados Unidos aprecian mucho nuestro vino y esa debe ser una de las cosas que nos hagan persistir en nuestro afán de seguir mejorando y demostrando que, en este país, apostamos por la calidad y la confección de un vino y de una experiencia únicas. Por eso es importante que la gente siga acercándose a nuestras bodegas y conociendo, de primera mano, todo lo que engloba la producción del vino español.