Despedidas de soltero: una ocasión perfecta para viajar

Despedidas de soltero: una ocasión perfecta para viajar

Casarse es uno de los momentos más especiales en la vida de una persona. En este preciso momento cambia la vida tal y como la conocemos y empezamos un nuevo proyecto con la persona con la que hemos decidido iniciarlo. Desde luego, es evidente que un evento de estos rebosa ilusión por todos sus costados y que todo el mundo debería tener el derecho de experimentar una cuestión como esta una vez en la vida. Es algo por lo que, sin ninguna duda, merece la pena vivir.

Organizar un evento de este tipo no es en absoluto sencillo. Hay que estar pendientes de todo lo que lo rodea, desde los invitados que van a acudir a la ceremonia hasta el banquete que vamos a ofrecer en el restaurante, pasando por todo tipo de detalles, como la contratación del fotógrafo o del coche de bodas. Solo con la mejor organización podemos hacer posible que no pasemos por alto nada en absoluto. De lo contrario, podemos tener un grave problema o quedar mal con alguno de los invitados o invitadas.

Según una noticia publicada en el portal web Coinc, el número de bodas en España en 2016 fue ligeramente superior a 175.000, algo que además la propia noticia nos ha permitido desglosar por comunidades autónomas. Andalucía, con algo más de 31.000 enlaces, copa la primera posición, seguida de cerca por Cataluña (con algo más de 29.000) y la Comunidad de Madrid (más de 25.000). En la otra parte de la moneda encontramos La Rioja, con apenas 1.000 enlaces durante todo el año.

Son muchas las personas que se preguntan si, además del descenso del número total de bodas que se ha venido registrando en los últimos años, también ha descendido el número de enlaces que se celebran a través de la Iglesia. Según un portal web llamado Info Vaticana, las bodas católicas se encontraban en mínimos históricos después de que en España solo el 22% de las bodas se celebraran a través del rito religioso. Y es que cada vez más gente prefiere casarse de un modo que no tenga nada que ver con la religión en absoluto.

Las despedidas, el momento preferido

Lo que sin duda llama más la atención de una boda tiene que ver más con la despedida de soltero o soltera del novio o la novia. Desde luego, no cabe la menor duda de que es el momento más esperado de todo lo que tiene que ver con el evento para todos los amigos de una y otro. La diversión y la posibilidad de pasar los últimos días de «libertad» del novio o la novia es algo que invita a tener una noche memorable entre todos.

Las despedidas de soltero o soltera son una excusa perfecta para hacer un viaje entre toda la pandilla. No cabe la menor duda de que la diversión es el fin último de este tipo de acciones, y normalmente este tipo de eventos se disfrutan más cuando se sale del ambiente habitual y se apuesta por viajar a una ciudad en la que una nueva forma de divertirse esté asegurada. Los profesionales de Hot Despedidas nos han venido comentando que la variedad de ciudades que eligen los futuros novios y novias ha crecido en los últimos tiempos, siendo la costa mediterránea, con Alicante, Benidorm, Valencia, Torrevieja o Gandía siendo las principales referencias en este sentido.

No cabe la menor duda de que es fundamental disfrutar de un fin de semana como estos al menos una vez en la vida. Sirve para desconectar, para pasarlo en grande y para conocer, de paso, un lugar al que quizá de otra manera no hubiésemos acudido en nuestra vida. Y es que está claro que es de una utilidad tremenda tener la posibilidad de olvidarnos de la rutina y acompañar al novio en el que va a ser uno de los momentos más especiales de su vida.

Es cierto que el número de bodas que se producen en España está viéndose reducido en los últimos tiempos, pero eso no quiere decir que se disfrute menos por ello. De hecho, las posibilidades son más grandes que nunca. Y no cabe la menor duda de que hay muchas personas que se están viendo beneficiadas por ello. Que esto siga siendo así será imprescindible para garantizar el disfrute de los futuros novios y novias españolas.