No sin mi vehículo adaptado

No sin mi vehículo adaptado

No sin mi vehículo adaptado

Viajar hoy en día es casi una necesidad vital… Todos necesitamos esa “desconexión” puntual que nos permita recargar las pilas, tomar energía nueva, llenar de colores nuestra retina, conocer nuevas ciudades, escuchar nuevos acentos, ver la arquitectura de las ciudades, sus olores, su atmósfera.

Las personas con movilidad reducida tienen unas dificultades extra que deben resolver cuando afrontan la planificación de un viaje, ya que a los problemas normales que nos surgen siempre, con retrasos en vuelos, con el check-in, las máquinas que a veces se bloquean, las colas, la falta de información en ocasiones, además tienen unas circunstancias físicas que por accidentes o enfermedades, les merman la movilidad, aunque afortunadamente la concienciación social y de los organismos públicos hace que hoy día estas personas además de realizar una vida lo más normalizada posible en lo laboral y personal, también puedan moverse y viajar tanto si es por motivos profesionales como por el puro placer de conocer nuevos horizontes y fronteras.

Existen muchas agencias de viajes especializadas que facilitan todas las acciones necesarias para ponerse en marcha, con todas las garantías, con las ayudas y tutelas que cada persona con movilidad reducida necesita.

En este sentido, concretamente en viajes en tren, existen servicios de recogida cuando el viajero llega a la estación desde donde va a partir hacia su destino vacacional, con acompañamiento hasta el mismo asiento, incluso si utiliza silla de ruedas, también se la pueden depositar dentro del tren en el lugar adecuado para este fin, atendiendo también este servicio el transporte y colocación del equipaje en su lugar. En estos casos, el viajero debe informarse qué estaciones, tanto en España como en el extranjero, están adaptadas para personas con movilidad reducida. Existen descuentos especiales y tarjetas con precios reducidos para estos viajeros, no deben olvidarse de consultarlo siempre que vayan a reservar sus billetes.

Un consejo básico para los viajeros con movilidad reducida que vayan a planificar un viaje maravilloso, por España o por Europa, o por cualquier parte del mundo, es que esta planificación sea muy minuciosa, situarse en todos los escenarios posibles, adelantarse a las posibles dificultades para tener siempre ese “plan B” que es tan necesario para afrontar los imprevistos. La búsqueda de hospedajes sin barreras arquitectónicas ni obstáculos, que expresamente informen de la posibilidad de acceso con silla de ruedas, por ejemplo. Asegurarse con una llamada al hotel que todas las zonas están adaptadas, tanto en la habitación como en las zonas comunes, es posible que envíen fotos para comprobarlo.

¿Y si nuestro viajero con movilidad reducida tiene un coche adaptado con el que se siente seguro, que es como su “segunda piel”, su caballo fiel que le lleva a todas partes? Lo más probable es que prefiera tenerlo también en ese país que va a visitar, en lugar de alquilar otro también adaptado, porque está más acostumbrado a sus mandos, sus pedales, sus distancias, su adaptación personalizada.

Utilizar el propio vehículo adaptado en el lugar de vacaciones

Para solventar estas situaciones, existen empresas especializadas como Transportescars.com, que ofrece una gran experiencia en el transporte de vehículos por carretera, tanto nacional como internacional, y cuyos servicios van dirigidos tanto a autónomos, a pymes, grandes empresas o particulares, como es el caso que nos ocupa, con un trato personalizado para cada situación, con un servicio integral rápido y eficaz, y unos precios altamente competitivos. Ellos se ocupan de recoger el vehículo, preparar toda la documentación para su transporte, y entregarlo en el punto de destino en perfectas condiciones. Con una gran flota de camiones porta vehículos propia, altamente tecnificada y un personal experto y cualificado, garantizan las máximas medidas de seguridad en el transporte y el cumplimiento de los plazos, sin demoras ni retrasos. Ningún viajero que tenga movilidad reducida tiene que renunciar a viajar cómodamente, en su propio coche, en cualquier país, si lo planifica con antelación y se pone en contacto con las empresas y organizaciones que mejor le van a poder ayudar.

Normalmente, un profesional de la empresa de transportes de vehículos se pondrá en contacto con el cliente 24 horas antes de la entrega, para confirmar con él la dirección y qué persona estará para recogerlo. En caso de tener que entregarlo posteriormente a la fecha pactada, es posible que haya algún recargo en el precio.

Las empresas de transporte de vehículos aseguran el vehículo para cualquier daño, tanto de interior como de exterior, desde el momento en que se hacen cargo del mismo hasta el momento de la entrega al cliente, que puede confiar plenamente en un transporte eficaz y seguro de su vehículo adaptado.