Mudanzas de empresas y de hogar: Consejos y trucos

Mudanzas de empresas y de hogar: Consejos y trucos

Solo hay una cosa peor en esta vida que una mudanza en una casa, hacerlo en una empresa. Y es que si en un hogar siempre salen cientos de trastos, te puedes imaginar lo que puede pasar en una empresa. Papeles, archivos, material informático, etc en una empresa te puedes encontrar hasta carpetas con datos de hace años.

Ahora mismo, el precio de los alquileres está por los cielos. Pero no es la única razón que puedes tener para cambiar de lugar físico tu empresa. Quizás también te pueda interesar de cara a negocios. No es lo mismo tenerlo en el centro de una ciudad que en las afueras. Por eso, si está en tu mente hacer una mudanza de empresa, esto es lo que tienes que hacer. Sin duda, van a ser unas recomendaciones que te harán mucho más fácil tu vida.

Para que todo salga bien, lo primero es realizar una planificación perfecta para que la actividad de la empresa no se interrumpa por culpa de la mudanza. La operatividad de la empresa no puede correr ningún riesgo, ya que según las cosas como están, no se puede realizar un parón. Por este motivo te tienes que poner en manos de profesionales que puedan realizarte la mudanza. Como te decimos, la planificación del traslado de la empresa con todo su material es clave para que la actividad del negocio no se vea interrumpida. Como aseguran desde Mudanzas Alicante lo que hay que hacer es el transporte “más fácil y económico”, con un proceso claro y eficaz para que no tengas que preocuparte por nada.

Consejos

Antes de que te pongas manos a ello, vamos con una serie de consejos para hacer de tu mudanza de empresa algo más sencillo.

  • Planifica tu presupuesto y analiza opciones. Como todo en la vida, tenemos que saber cuánto nos vamos a gastar, y sobre todo, qué empresa nos puede convenir más. En este caso, lo mejor no es mirar el dinero, sino la calidad. Ya sabes que luego lo barato sale caro.
  • Planifica con antelación tu mudanza de oficina. Una de las claves para que la mudanza de la oficina sea eficiente es que cada persona sepa perfectamente qué es lo que tiene que hacer. Es decir, no puede ocurrir que un trabajador se presente a trabajar y no esté su ordenador. En ese caso hay que planificar un posible teletrabajo o que ya esté en la próxima oficina. Por este motivo, una de las primeras cosas que debe trasladarse son los equipos o sistemas que necesiten un proceso largo de montaje e instalación.
  • Haz un inventario. Como solemos hacer cuando nos mudamos de casa, aquí también tenemos que saber qué y dónde lo llevamos. Planifica todo lo que vayáis a necesitar para que la mudanza no tenga que interrumpirse por un motivo como que no os quede cinta.
  • No te olvides de avisar también a clientes y proveedores. Es posible que durante semanas recibas visitas y cartas a tu antigua oficina. No te olvides de actualizar la nueva dirección en tu página web y en todos los documentos.

El proceso

Lo primero que tienes que hacer, como nos indican desde la empresa de mudanza, es ponerte en contacto con ellos  para que sus especialistas se pongan en contacto para darte un precio final personalizado, evaluando las diversas particularidades del traslado de la empresa. Con una simple llamada puedes poner en marcha todo el proceso de la mudanza.

Un equipo de profesionales se desplazará a las instalaciones de la empresa para desarrollar un proyecto de traslado, cuidando los tiempos según las prioridades de la empresa para causar el mínimo impacto en la productividad. De esta manera, quedan en buenas manos los servicios como el traslado del mobiliario y puestos de trabajo, equipos informáticos, documentación y archivos, materiales y productos, con servicio de custodia y almacenaje, así como desmontaje y embalaje y posterior entrega, desembalaje y montaje.

Mudanza compartida

Por último, te damos otra idea. Si quieres reducir costes, también puedes optar por la mudanza compartida, así puedes ahorrar dinero gracias a las mudanzas grupajes o compartidas. Solo debes ajustarte a las fechas que te indiquen para poder compartir ruta y vehículo con otros clientes. De esta manera se puede abaratar costes y tendrás una mudanza de calidad a un excelente precio respecto a una mudanza exclusiva.

Este servicio de mudanzas compartidas es cada vez más demandado por los clientes, con un resultado igual de bueno pero con un importante ahorro.

Ya has visto que una mudanza de empresas puede ser tranquila, que si se planifica previamente y se cuenta con buenos profesionales.