Las residencias siguen siendo la mejor garantía de éxito para los estudiantes universitarios

Las residencias siguen siendo la mejor garantía de éxito para los estudiantes universitarios

Dicen que una de las más importantes fases en la vida de una persona es cuando alcanza la edad de acudir a la universidad. Y es que no es para menos, porque hablamos de unos años en los que nosotros y nosotras mismas decidimos cuál va a ser nuestro futuro. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda de que de lo que se haga en la universidad depende, en buena medida, el lugar al que vayamos a parar cuando empecemos a incorporarnos al mercado laboral. Es evidente que necesitamos un periodo como el universitario para ser más independientes y empezar a granjearnos nosotros mismos nuestros logros.

A día de hoy, podemos decir que una buena parte de la población española ha pasado por las aulas de una universidad. De ello se hace eco un artículo publicado en la página web de Statista que divide a la población en función de su edad y de los estudios superiores que ha cursado. Como veis, para la población comprendida entre los 25 y los 64 años hay un 10% de gente que ha obtenido una diplomatura y casi un 11% que ha obtenido una licenciatura. Además, el 5’8% de las personas han obtenido un máster.

España tiene muchas ciudades que, en materia universitaria, han sido una auténtica referencia. Seguro que se os ocurren muchos y buenos ejemplos, pero nosotros vamos a centrarnos en lo que tiene que ver con la capital de nuestro reino, Madrid. En una noticia publicada el 12 de octubre de 2019, el diario El Mundo indicaba que las universidades madrileñas contaban con un volumen total de 131.044 alumnos, siendo además procedentes de todos los rincones del mundo. Madrid, de nuevo, vuelve a ser una referencia para la juventud de todas las partes del planeta.

La ciudad de Madrid sigue siendo, con el paso de los años, una referencia en materia universitaria. En su seno residen estudiantes de un montón de carreras universitarias (tantas como os podáis imaginar) y no todos se decantan por el alquiler de un piso cuando llegan a la ciudad. Sigue existiendo, y además está creciendo, un porcentaje importante de gente que apuesta por las residencias. Es lo que nos han dicho desde el Centro Universitario San Bernardo de la capital española. ¿El motivo? El ambiente tan idóneo que se respira para cumplir con el propósito por el cual se mueven los estudiantes: obtener su título.

Una cuestión de suma importancia

Hay un asunto clave a la hora de decidir qué es lo mejor para que un estudiante universitario: la concentración. Está claro que, en una residencia, el ambiente del que se va a rodear es mucho más óptimo para el estudio que si fuera de otra manera. Las posibilidades de dispersión de los pensamientos se reducen de una manera considerable y, desde luego, las opciones de éxito en el proyecto que el propio estudiante está abanderando: obtener su carrera y empezar a montar todo lo que tiene que ver con su trayectoria laboral.

Y ojo, hay que tener en cuenta una cosa. No tiene nada que ver el vivir en una residencia y no divertirse. La diversión es algo que se puede conseguir de una manera independiente al lugar en el que residamos. Este es un error de lo más común y que debemos evitar en la medida de lo posible para intentar no caer en estereotipos que no nos ayudan en absolutamente nada y que nos pueden entorpecer a la hora de conseguir nuestros objetivos y, al mismo tiempo, a la hora de disfrutar de nuestros momentos de ocio, que también deben existir durante la etapa universitaria de hombres y mujeres.

No nos cabe la menor duda de que el aumento de estudiantes que se decantan por una residencia tiene algo que ver con las dos cosas de las que venimos hablando: el éxito y el disfrute de los tiempos de ocio. Y es que es algo que está ocurriendo en Madrid, pero también en otros muchos puntos de la geografía española donde hay una universidad cerca. Que estas cifras se muevan en la misma dirección no es fruto de la casualidad. Y todos y todas lo sabemos.

Estamos convencidos de que, de cara a los próximos años, la tendencia que hemos venido comentando va a seguir manteniéndose al alza. Una carrera universitaria es algo tremendamente importante a día de hoy para mucha gente y está claro que nadie quiere fallar cuando está inmerso en un periodo como este. Eso exige sacrificios y concentración. Y, sobre todo en lo que tiene que ver con lo segundo, la residencia parece seguir siendo la mejor opción. No lo decimos nosotros, lo dicen los estudiantes y sus respectivas familias, que conforman las opiniones que realmente cuentan.