Cómo organizar tu vestidor como el de un fashionista

Cómo organizar tu vestidor como el de un fashionista

Hay espacios dentro del hogar en los que la organización resulta vital y uno de ellos es el vestidor. Tener la casa ordenada hace que el día a día sea más sencillo pero, en el caso del vestidor es hasta una cuestión de eficiencia. En este escenario, el orden es fundamental si tenemos en cuenta que es una de las principales soluciones de almacenamiento que forma parte del proyecto decorativo de la casa. Además, que como los vestidores suelen ser parte de las habitaciones, el orden que tengas en ellos ayudarán a darle equilibrio y armonía a tu lugar de descanso.

Pero, si ya no sabes cómo colocar tus cosas para que reine la paz en su interior, aquí te ayudaremos con algunos consejos prácticos para organizar tu vestidor rápidamente añadiendo un plus de funcionalidad y un aspecto renovado, cortesía de TuaCasa, expertos en muebles modernos para el hogar.

Se trata de un vestidor ¿abierto o cerrado? 

Lo primero es saber de qué tipo de vestidor estamos hablando. Por ejemplo, los abiertos dejan ver lo que guardan y para eso deben estar siempre bien organizados. Si, por el contrario, es cerrado, no pasa nada. Las prendas tampoco quedan tan expuestas a la suciedad como en una zona con mucho tránsito, lo que sí ocurre es que siempre preservan más el polvo el interior. Y si el vestidor es tipo closet, puedes dejar los módulos abiertos y disfrutar del placer de entrar y tener toda la ropa a golpe de vista.

Selecciona y organiza

En cualquier caso, es importante tener nuestras prendas organizadas. Para esto, hay que aplicar la técnica de “seleccionar y organizar”: tira prendas rotas, regala lo que ya no quieras, recicla algún que otro objeto y dale otra vida…

Existen infinidad de trucos para organizar el armario: categorías, pequeños montones, cajas, organizadores; también maneras de doblar y colgar para todos los gustos; solo tienes que buscar la que sea más práctica para ti.

Haz una limpieza en profundidad

Si en tu vestidor parece que acaba de pasar un huracán, es importante hacer es una limpieza en profundidad.

Elige el día y el momento que mejor te venga o que estés más motivado y saca todo lo que hay en su interior. Vacía todos los armarios, cajones y espacios que formen parte de su diseño y no temas descolgar tus prendas de las cómodas perchas. Así, el análisis de todo lo que has sacado de tu vestidor te permitirá detectar la cantidad de cosas que ya no usas y están ocupando un espacio innecesario; y cómo organizar lo que sí quieres quedarte.

Organiza la ropa por colores y temporadas

Una idea muy práctica para organizar tu vestidor y hacerlo mucho más funcional es organizar tu ropa por colores. Así será más fácil y rápido elegir  tu outfit según el clima, tu estado de ánimo, la situación o la cita a la que tengas que enfrentarte.

Además que tienes que dejar a la mano la ropa que vaya con la temporada. No tiene sentido que abrigos o bufandas ocupen las primeras posiciones cuando sea época de playa, así que no olvides adecuar la organización a la estación del año en la que te encuentres.

No descuides el diseño

Un vestidor es mucho más que una habitación en la que almacenar ropa, zapatos y pertenencias varias. Este espacio de la casa te proporcionará el escenario perfecto para organizar todas tus cosas con mucho estilo. Por ejemplo, puedes decidir hacer de tu vestidor un recurso elegante, funcional y atractivo, incluyendo diferentes soluciones de almacenamiento, de diferentes tamaños y colgadores a distintas alturas para que tus prendas encuentren el lugar apropiado.

La importancia de los cajones

Tanto si cuentas con un amplio vestidor como si más bien se trata de un coqueto y pequeño armario, existe un recurso que no puede faltar en su interior: los cajones.

Estos sistemas permiten organizar de forma rápida y sencilla todo tipo de pertenencias: desde ropa interior a camisetas pasando por accesorios como pañuelo, corbatas o similares. Además, que aparte de permitirte ordenarlo todo, también protege tus cosas del polvo, la humedad y otros factores externos que podrían  dañarla.

Cajas

Si los cajones resultan imprescindibles en el interior de cualquier armario o vestidor, las cajas no lo son menos. Además, hay muchas maneras de incorporarlas a la organización de este espacio, todas ellas con una practicidad y funcionalidad garantizadas. En el mercado puedes conseguirlas redondas, cuadradas, rectangulares, de colores, fabricadas de fibras naturales… Así que puedes elegir la que más se adapte a tu estilo y, además de garantizar el orden en el interior del vestidor, lograrás potenciar su atractivo estético.

Los zapatos

Estos accesorios son la debilidad de muchos de nosotros, sobre todo en el caso de las mujeres que suelen almacenar de todos los modelos y colores, por lo que suelen convertirse en un problema cuando comienzan a colonizar de manera preocupante distintos puntos estratégicos de la casa, por no decir que a acumularse en montañas dentro del armario. Y es que los zapatos son ese tipo de pertenencias que solemos acumular sin que percibamos que su presencia constituye un factor desestabilizador hasta que no sabemos dónde colocarlos.

Si tus pares de zapatillas, botas, botines, zapatos o similares amenazan el status quo de tu hogar, la mejor manera de solucionarlo es reservarles su propio espacio en el armario, por ejemplo, incluyendo compartimientos, estantes o cajas especiales para tal fin, que puedes encontrar en el mercado y son muy modernas y funcionales.

Los colgadores apropiados

Uno de los principales males que afecta a muchos vestidores es que no cuentan con los sistemas de organización apropiados para el tipo de pertenencias que albergan. Por ejemplo, no es lo mismo una chaqueta que un pantalón, como tampoco es igual una bufanda que un conjunto de ropa interior.

Por eso, hay que procurar incorporar recursos apropiados para cada uno de ellos: unos colgadores adaptados al tipo de prendas o complementos que vayas a almacenar. En internet puedes encontrar cientos, algunos muy originales y que ocupan poco espacio, mientras que te ayudan a mantenerlo todo en perfecto orden.

Organizadores en los cajones

Ya dejamos muy claro que los cajones son piezas imprescindibles para mantener tu vestuario en orden, el problema es que hay que tomar alguna otra medida extra para que al abrirlos no encontremos todo su contenido revuelto y sumido en un completo caos.

La mejor manera de poner fin a ese desorden es optar por colocar una serie de organizadores que delimiten el espacio para cada cosa. Hoy en día existen algunos separadores prefabricados que, por un módico precio, contribuirán a mejorar la operatividad de tus cajones y, por extensión, de tu vestidor.

También para los accesorios

Si además de ropa y complementos tu vestidor cuenta con un espacio reservado para accesorios tales como anillos, colgantes o pulseras, no está de más que implementes también uno prácticos organizadores en el espacio reservado a estos artículos. Como en el caso anterior, encontrarás propuestas prefabricadas aunque siempre puedes optar por hacerlos tú mismo creando diseños personalizados que garanticen una funcionalidad máxima.

Espejos

Son recomendables en multitud de espacios de la casa pero en el interior del vestidor su presencia adquiere una dimensión especial. Esto porque, además de ser excelentes aliados para maximizar la percepción espacial, tienen un componente decorativo que contribuirá a añadir atractivo a tu vestidor y, más importante, te permitirán admirar el efecto que da el look escogido por ti.

Si quieres darle un toque aún más especial, puedes completar su presencia con una iluminación apropiada, para aumentar su esteticidad y dotar al interior de este espacio de una luminosidad increíble que, por otro lado, será de agradecer cuando te enfrentes a tu reflejo.

Saca los fantasmas del armario

Por último, recuerda que no se trata de hacer una sola limpieza y pensar que el trabajo ya está todo hecho, sino que debes mantenerlo limpio y ordenado todo el tiempo, a través de un mantenimiento apropiado del equilibrio en el interior de este elemento tan funcional.

Para lograrlo, procura que cada prenda o accesorio siempre se mantenga su propio espacio ya que sólo así evitaras que olores incómodos puedan apropiarse del espacio y vuelva a reinar el desorden. Por otro lado, en el caso de prendas que llevas tiempo sin usar, si no tienes previsto deshacerte de ellas, llévalas a la tintorería o lávalas a conciencia.

Más ideas

Cestas en el suelo, bandejas para ordenar las repisas, cajas para zapatos, hay soluciones de todos los tamaños.

No olvides que lo importante es el espacio, así que si tu vestidor no es muy amplio, trata de guardar la ropa de otra temporada aparte; en alto o en otra puerta, para que la sensación de orden y la amplitud sea total. Incluso, si tu armario no llega hasta el techo, aprovecha el espacio con cajas o bolsas, como si de un altillo se tratase.

Siguiendo estas sencillas recomendaciones harás que tu vestidor sea especialmente práctico, además de atractivo.