Bienvenido a Cosmoguia, el mejor canal de noticias.

La salud dental en África Subsahariana.

En Europa tenemos una oferta de clínicas y tratamientos dentales que si no los aprovechamos es porque no queremos. En otras partes del planeta, como en el África Subsahariana, el acceso a la atención dental es muy deficiente. Nos asomamos a esta realidad de la mano de algunos dentistas españoles que están trabajando en la zona.

El ortodoncista y odontopediatra Raúl Ortega, que dirige la clínica dental Ortega Clinic en Burgos, fundó la O.N.G. “Mil Sonrisas”, desde la que impulsa proyectos de atención dental en países como Camerún, Nigeria, Guinea Ecuatorial, Senegal, Gambia y Ruanda.

Cuando su trabajo se lo permite, viaja a estos países para pasar consulta a niños y adolescentes de la zona. “Nuestra intención con la O.N.G.”- dice Raúl – “es llevar la salud bucodental a aquellos que no han tenido la suerte de nacer en un país como España.”

“Somos personas muy afortunadas de poder disfrutar de los beneficios de vivir en un estado desarrollado, con garantías sociales, lejos de guerras, hambre y miseria.” – continúa diciendo Raúl. Y es que claro, si el continente africano, ya de por sí, tiene carencias en la atención médica general, esta se nota, más aún, en una disciplina como la salud dental, que injustamente se trata como una sanidad menor.

La Asociación Española Dental Coop, puso en marcha una campaña en el 2017 en la localidad camerunesa de Bikop, aprovechando las instalaciones de una misión católica española, la cual tiene montado un hospital de campaña. Hasta allí se desplazaron 6 dentistas españoles voluntarios, entre los que se encontraba el odontólogo leonés Emilio Martínez. En apenas una semana atendieron a 400 pacientes, provenientes en su mayoría de la selva.

Entre ellos se encontraba Marie Laure, una joven de 20 años que nuca había acudido al dentista. La chica asomaba la cabeza cada dos por tres a la puerta del consultorio. “Espero que me atiendan”- decía – “he hecho un viaje de varias horas hasta llegar hasta aquí. Donde yo vivo no hay dentistas”. Cuando salió de la consulta dijo sonriendo –“Tengo que volver lo antes posible, estos doctores se marcharán pronto.”

La asistencia de profesionales españoles en estas zonas de África es recibida por la población como agua de mayo. Conozcamos un poco más la situación.

El estado de la salud en África.

La web de noticias Aceprensa señala que mientras que en la Unión Europea el ratio es de 43 médicos y 99 enfermeras por cada 10.000 habitantes, en el África Subsahariana el promedio es de 8 doctores y 19 enfermeras por cada 10.000 habitantes.

La Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) señala que para prestar una asistencia médica esencial es necesario disponer de mínimo de 23 médicos por cada 10.000 habitantes.

Si miramos país por país, la realidad es más preocupante. En Níger hay 0,2 médicos por cada 10.000 habitantes, y en Etiopía, Mozambique y Senegal apenas se alcanza la cifra de 1.

A esta carencia de médicos, que se basa en que estos países no invierten en formar profesionales, se les une la captación por parte de Europa. Francia, para cubrir plazas en el sistema público de salud, atrae profesionales provenientes del África francófila, sus antiguas colonias. El 16% de los médicos públicos en Francia son extranjeros. De ellos su gran mayoría provienen tanto del Magreb, de países como Marruecos y Argelia, como de Senegal y Camerún.

Daniel Mabongo, del Sindicato de Médicos de Camerún, dice que cada año un tercio de los profesionales abandona el país. Según él, una de las razones que lo motiva son las condiciones para poder ejercer la profesión. La mayor parte de los hospitales africanos carecen de medicamentos y medios suficientes. En algunos de ellos, si se rompe el equipo de radioterapia, se dejan de hacer radiografías por tiempo indefinido.

Otra de las razones de la fuga de cerebros es la escasa retribución del personal médico. No es que si emigran a Europa se vayan a hacer ricos, sino que en países como Uganda o Zimbabue, el sueldo que recibe un médico público le sirve para mantener un nivel de vida medio-bajo. Si consiguen trabajo en la sanidad privada tampoco ganan mucho más. El sueldo de una enfermera en su primer contrato en una clínica privada de Zimbabue es de 200 € al mes, demasiado poco, incluso en comparación con el nivel de vida local.

Ni siquiera, los mandatarios de estos países confían en el sistema de salud. El expresidente de Zimbabue, Robert Mugabe, fue atendido de su enfermedad en un hospital de Singapur hasta su muerte y el expresidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, resuelve sus problemas de salud en Londres.

Problema de acceso a la salud dental.

El acceso a la atención de salud dental en África subsahariana es un problema significativo que afecta a millones de personas. Esta falta de acceso a servicios de atención dental contribuye a la alta prevalencia de problemas dentales en la población.

Una de las principales barreras para el acceso a la atención dental en África subsahariana es la escasez de profesionales dentales, como dentistas e higienistas dentales. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020, la proporción de dentistas por cada 100.000 habitantes en la región era significativamente menor que en otras partes del mundo. Esto significa que hay menos profesionales capacitados para atender a la población.

Incluso cuando existen profesionales dentales en algunas áreas urbanas, las zonas rurales a menudo carecen de servicios de atención dental. Esto crea desigualdades geográficas. Las personas que viven en áreas remotas tienen dificultades para acceder a una clínica dental, lo que agrava sus problemas de salud bucal.

Los altos costos asociados con la salud dental también son un obstáculo importante para muchas personas en África subsahariana. Los procedimientos dentales pueden ser caros, y la falta de seguros dentales o programas de atención pública hace que la atención dental sea inaccesible para una parte significativa de la población.

La infraestructura dental en la región no está adecuadamente desarrollada para satisfacer las necesidades de la población. En muchos casos, los centros de salud y clínicas dentales carecen de equipos modernos y de suficiente personal.

La caries es menos frecuente que en Europa.

Según datos de la O.M.S., el 60% de la población del África Subsahariana padece caries. Sin embargo, en un informe sobre Salud Dental en Menores Migrantes provenientes de África, redactado por el doctor De la Parte Ortega, profesor del grado de odontología de la Universidad de Zaragoza, y responsable en programas de atención a MENAS (Menores Extranjeros No Acompañados) se afirma que la incidencia de la caries en emigrantes subsaharianos es significativamente menor que en jóvenes europeos de la misma edad.

Así, mientras los jóvenes aragoneses menores de 13 años tienen una prevalencia de caries de un 43%, entre los emigrantes provenientes del África Subsahariana no llega a un 22%.

La razón se debe a que el consumo de azúcar y edulcorantes en sus países de origen, en gramos por persona y día, es bajo o muy bajo. Esto no sucede con los jóvenes magrebís, que presenta un porcentaje de caries parecido a los españoles.

El problema de la caries en el África negra es que una vez que aparece, no es tratada y persiste por toda la boca. Según el doctor De la Puerta, abordar la caries en el África Subsahariana se podría llevar a cabo con programas de tratamiento y prevención sencillos. Los verdaderos problemas de salud dental en el continente africano son otros.

Otros problemas de salud dental en África.

Los problemas bucodentales más graves que afronta la población subsahariana están relacionados directamente con sus condiciones de vida y condiciones sanitarias. Estas son algunas enfermedades que padecen:

  • Periodontitis.

El hecho de que no se traten las caries a tiempo, hacen que estas deriven en problemas mayores, dando lugar a enfermedades en las encías como la gingivitis y la periodontitis. Llegando a propiciar la pérdida de piezas dentales y la introducción de las bacterias de la boca en el torrente sanguíneo. Influyendo en la aparición de enfermedades coronarias.

  • Fluorosis dental.

En algunas partes de África, la alta concentración de flúor en el agua potable, da lugar a la aparición de esta enfermedad que se caracteriza por una decoloración y un debilitamiento del esmalte dental. La superficie de los dientes se amarillenta, pero, sobre todo, hace que los dientes sean más sensibles y, por tanto, más propensos a sufrir otras enfermedades.

  • Estomatitis angular.

La estomatitis angular, también conocida como queilitis angular o boquera, es una afección que implica la inflamación dolorosa de las comisuras de la boca. Puede causar enrojecimiento, fisuras, descamación y dolor. Esta afección dificulta la apertura de la boca y la ingesta de alimentos.

El origen de esta enfermedad está en la desnutrición. La falta de acceso a una nutrición adecuada contribuye al debilitamiento del sistema inmunológico, aumentando la susceptibilidad a infecciones como esta.

La desnutrición en la zona se traduce en deficiencias de nutrientes vitales para la salud bucal, como el calcio y la vitamina C, lo que aumenta el riesgo de padecer problemas dentales como la caries y la gingivitis.

 

Compartir este articulo:

Más comentados

Ortodoncias de moda

El ser humano, tiene una capacidad innata para hacer de la necesidad virtud y hacer girar

Scroll al inicio