Frutos secos en restauración

Frutos secos en restauración

Con independencia de si cuentas con un negocio que usa los frutos secos para preparar los platos o los vende, lo cierto es que los frutos secos son unos alimentos que son de lo más conocidos en el mundillo de la restauración.

Hay que empezar por el principio, ¿no? Llamamos frutos secos al grupo de alimentos que de manera natural, sin que haya ningún procesamiento de parte del hombre que tienen poca agua, menos de un 50%.

En ese grupo se pueden incluir, desde las almendras a las castañas, pistachos, pipas o pipas de calabaza, por citar solo algunos.

Beneficios de los frutos secos

Generalmente, uno de los grandes beneficios de los frutos secos es que  tienen una gran capacidad nutritiva y aportan una gran cantidad de grasas, proteínas y demás oligoelementos. Muchos han obtenido una gran popularidad por su riqueza en vitaminas y ácidos grasos en Omega 3.

Una buena cantidad de ellos tienen gran riqueza en vitamina e, donde tiene unos grandes efectos antioxidantes que se han demostrado muy bien. No olvidemos que los frutos secos suelen ser un gran complemento en la dieta de las personas vegetarianas que, como no consumen carne, precisan otras fuentes de las que pueden ir obteniendo vitaminas y sales minerales como son el fósforo, magnesio o hierro.

Los frutos secos suelen ser ricos en fibra, como nos dicen los profesionales de frutossecosdelcarmen.es, siendo de lo más adecuados para aligerar así el tránsito de los alimentos en el sistema del aparato digestivo y además previene problemas como el del estreñimiento.

Hay frutos secos que también son bastante ricos en calcio, como las almendras, nueces o avellanas, lo que hace que sean un gran aliado para las personas que son intolerantes a la lactosa o que por motivos propios han pensado en no consumir lácteos.

Son muchos los beneficios de los frutos secos y es fundamental emplearlos como ingrediente para preparar platos para el negocio o venderlos como frutos secos de tal forma que se pueden incluso usar como argumento de ventas.

Consejos para usar y vender frutos secos

La elección de un proveedor bueno de frutos secos es importante. Aunque los frutos secos se puedan conservar de buena manera durante un tiempo, adquiere gran importancia que se conserven bien para no alterar sabores ni dolores ni se pierdan los atributos.

Se tiene que desconfiar de las ofertas que tengan un gran atractivo, cuando el precio de uno de ellos esté a unos 11€ el kilo, no es normal que te lo oferten a un precio menor, pues puede ser un fruto seco que sea de menos calidad o que lleve ya mucho tiempo corriendo el riesgo de que se quede rancio.

Hay que ser cuidadosos con la denominada contaminación cruzada,  pese a que los frutos secos que tiene muchos beneficios para la salud. Hay muchas personas que tienen intolerancia alérgica a ello.

Por este motivo hay que ser de lo más precavido, pues los recipientes que se usan para los frutos secos tienen que lavarse bien para no dejar rastro. De la misma forma, si se preparan productos con frutos secos hay que comunicarlo a los comensales de tal forma que evitemos problemas de reacción alérgica.

Cuando se adquieren frutos secos, si tienen cáscara hay que verificar la integridad de las cáscaras, lo que significan que no van a estar rotas o con orificios. De igual manera, hay que evitar adquirir frutos que tengan manchas anormales.

Si se compran que no tienen cáscara, no tiene que estar el fruto muy reseco ni grasiento. Si se adquieren frutos secos envasados, hay que verificar que el envase en cuestión esté en su integridad, de tal forma que no se vean  ni piedras ni insectos. Tampoco tienen que estar apelotados en exceso por la humedad o porque hayan sufrido de un mal proceso en el salado o el frito.

Como ves, los frutos secos tienen ciertas cosas de las que debes ser conscientes y más aplicando todo esto al mundo de la restauración, que no siempre es fácil y es algo que debes tener siempre en cuenta.

Así que ya sabes, ahora te toca a ti saber por qué frutos secos debes apostar, pues así seguro que vas a poder disfrutar tanto tú como tu negocio de sus grandes beneficios.

Si crees que puede ser de utilidad para tus familiares, colegas o amigos, no dudes en compartir este artículo, pues no siempre sabemos tanto como pensamos de los frutos secos, un mundo de lo más atractivo, sin duda y al que cada vez más veces se acude.