Bienvenido a Cosmoguia, el mejor canal de noticias.

Estética dental: ¿quién dijo miedo?

Si existe una razón para perder el habitual miedo al dentista, es la estética. Una vez desvinculamos a este profesional del dolor que genera la extracción de una muela, todo parece ir sobre ruedas. Aun a sabiendas que los tratamientos odontológicos actuales, no suelen dejar tantas secuelas ni producir tanto dolor como antaño. Acudir a una consulta del dentista, se ha convertido, gracias a los múltiples avances y técnicas existentes, en una visita más.  

Ahora bien, si vamos con la idea de hacernos un tratamiento de implantología, una endodoncia o extracción dental, es posible que alguno, todavía se eche a temblar. En cambio, si la razón de nuestra visita es por la mera estética, el cuento, ya es otro. Clínicas especializadas como ZM y su centro odontológico avanzado, afirman que los pacientes que acuden a su centro para realizar algún tratamiento estético en lugar de médico, lo hacen con pasmosa tranquilidad. Por norma generalizada, no sienten miedo al dolor ni tienen tantas dudas sobre las molestias o consecuencias. Les puede más resolver su problema estético que cualquier otra cuestión.   

Dada la cada vez mayor especialización de las clínicas, algunas se dedican en exclusiva a prestar servicios de tratamientos de estética dental, por encima de los habituales tratamientos de corrección o para paliar molestias. Lo que quiere decir que, la estética dental, es una de las más demandas. Pero ¿Qué es eso de la estética dental? Sencillamente, la estética dental u odontología estética, es uno de los servicios que ofrecen los odontólogos, cuya finalidad es mejorar y recuperar el aspecto general y adecuado de la boca. En este caso, los tratamientos, se dirigen a mejorar aspectos tales como la alineación, el color, la posición, el tamaño y la forma de los dientes. Cabe señalar que algunos problemas de alineamiento o posición, pueden tener consecuencias más allá de la estética.  

En cualquier caso, los pacientes recurren a la estética dental por varias razones: algunos pretenden parecer más jóvenes, otros solo quieren sonreír sin complejos y otros, lucir una sonrisa de cine. No importa la razón, pues verdaderamente, los tratamientos de estética dental, generan una serie de beneficios en los pacientes que mejora, tanto su salud física como la mental.  

La estética dental, más que una mejora visual 

Sentirse bien con uno mismo, es fundamental para tener una buena autoestima. Mirarse al espejo y sentirse atractivo o atractiva, ayuda notablemente a mantener esa autoestima, en niveles saludables. Una de las partes que más nos acompleja, es la sonrisa. Quizá no seamos conscientes de ello, pero unos dientes cruzados, apiñados, con manchas o desgastados, por ejemplo, confieren a quien los muestra, un aspecto desaliñado y hasta sucio. Habrá casos en los que evidentemente, una sonrisa fea, sea fruto de una exagerada falta de higiene. Sin embargo, en otros casos, esos problemas, pueden venir de serie o surgir a lo largo del camino, por diversos factores.  

La falta de autoestima, puede terminar por convertirse en un problema de mayor calibre y afectar a numerosas áreas de la vida. De ahí que, uno de los beneficios más mencionados, respecto a la estética dental, es que aporta una mayor confianza a quien se la realiza. Puesto que los dientes son una parte de la imagen personal, no estar a gusto con ellos, puede afectar de forma negativa a la vida personal. Falta de disposición a reír o salir en las fotos, timidez o evitar incluso hablar, son algunos de esos puntos que van minando la autoestima.  

En este caso, un blanqueamiento dental o unas carillas, pueden ayudar a eliminar manchas o devolver el blanco a la sonrisa, aportando una mayor seguridad en uno mismo.  

Otro de los grandes beneficios que otorga, es el aumento de la higiene bucal que conlleva la realización de los diferentes tratamientos de estética dental. Si se invierte tiempo y dinero en mejorar esa sonrisa, hay que cuidar de ella como se merece, lo que hace que la higiene cobre mayor protagonismo y, por consiguiente, se mejore el aspecto y se prevengan, futuros problemas orales para la boca. Gracias a los diferentes tratamientos y sus correspondientes revisiones posteriores, se pueden detectar otra serie de afecciones bucales en su estado inicial. 

Aunque no creo que nadie se lo haya planteado, los profesionales de la odontología, afirman que, la estética dental, hace que aumente el apetito. Lo cierto es que esta afirmación, tiene su lógica: ante la falta de dientes o dientes en mal estado, debido a la caries, mala mordida, etc., masticar puede convertirse en una pesadilla, lo que hace que se instalen dificultades para comer, sin que nos demos cuenta. Una vez que tus dientes vuelven a estar en su sitio, sanos y fuertes, morder y masticar, deja de ser un problema, por lo que, el apetito, aumenta.  

Una dentadura mal alineada o el bruxismo, pueden causar dolores de cabeza e incluso tensión cervical. La estética dental y la ortodoncia, son el equipo perfecto para aliviar esos síntomas de forma efectiva.  

Sabiendo estas cosas, es fácil comprender que, acudir al dentista para sentirse mejor, sea una de las visitas más demandas. Los tratamientos de estética, son en la actualidad, la primera causa de consulta odontológica.  

Diversidad de tratamientos, versatilidad estética  

Si bien la finalidad de los tratamientos estéticos, se relaciona directamente con la belleza de la dentadura, es inevitable que resuelva problemas de otro tipo. Pues, aunque, por citar un ejemplo, nos pongamos una carilla para evitar que se vea la fisura de un diente, estamos evitando que esa fisura vaya a más, se infecte o se parta el diente, convirtiéndose en un problema médico.  

Por lo tanto, ante la presencia de fisuras, manchas, huecos, encías rojas, astillamiento… es fundamental acudir al dentista. El podrá resolver cualquier problema, evitar que la cuestión estética se convierta en un problema mayor y devolverte la sonrisa, a todos los niveles.  

Veamos como la estética dental, puede mejorar la sonrisa. Sabemos que, en la sonrisa, intervienen tres elementos o partes fundamentales: dientes, encías y labios. El profesional encargado de mejorar tu sonrisa, va a analizar los tres, sus proporciones y la relación con el resto de la cara, su armonía y el equilibrio entre todos los rasgos. Con esta información, propondrá la mejor solución para cada caso en particular. Es muy importante que la valoración se realice en movimiento, mientras se habla y se sonríe, para evaluar todos los ángulos. Hay que recordar que tanto la funcionalidad como la estética, van ligados, debemos estar cómodos al masticar, morder, hablar y sonreír. La estética no debe, bajo ningún concepto, limitar las funciones. 

Cabe señalar que la odontología estética es una de las especialidades en las que mayores avances se han logrado. Dentro de la rama, la posibilidad de tratamiento es capaz de adaptarse a las necesidades de cada paciente. Demos un repaso por los tratamientos de estética dental más solicitados, a buen seguro, más de uno te sonará.  

El primero de la lista, no podía ser otro que el blanqueamiento dental. Quizá porque tendemos a pensar, erróneamente que, los dientes tienen que ser blancos si o sí. Sin embargo, los tratamientos de blanqueamiento dental, lo que persiguen es lograr un color más uniforme de los dientes. 

Mediante aplicación de carillas, se persigue un aspecto más natural y uniforme del diente, en relación con el resto de la dentadura. Se realizan en composite y la tonalidad es tan variada que es fácil encontrar la más adecuada para cada dentadura.  

También, se pueden poner carillas de porcelana, con la misma finalidad, pero sobre todo en aquellos casos en los que el esmalte, ha perdido el brillo natural o, no se puede colocar la ortodoncia. Se trata de finos laminados que se colocan sobre los dientes con una mínima separación de los mismos y ligeramente alejadas de las encías para evitar su retracción.  

En los últimos tiempos, se solicita mucho el tratamiento de Smile Design (diseño de sonrisa). En este caso, se realiza una simulación virtual sobre como sería la sonrisa más adecuada para cada paciente. Esta herramienta, permite a paciente y profesional, reconocer y analizar todos los aspectos relativos al tratamiento, visualizar el resultado final y debatir entre ambos el mismo, hasta que se obtenga el resultado deseado y en base al mismo, iniciar el tratamiento.  

Son también muy solicitados los tratamientos para la sonrisa gingival. Este problema estético consiste en un exceso de exposición de encía al sonreír. Las causas de este problema, pueden ser varias por lo que los tratamientos se realizan en función del origen.  

Indudablemente, la ortodoncia es otro de esos tratamientos más que solicitados. Desde que se creo la ortodoncia invisible con alineadores transparentes, este tratamiento, ha logrado corregir la malposición de los dientes de infinidad de adultos que, fuera por miedo, falta de recursos o dejadez, dejaron sus dientes al libre albedrio. Gracias a este tipo de ortodoncia, se ha devuelto la sonrisa a millones de personas.  

En resumidas cuentas, la estética odontológica esta a la orden del día. La mayoría de los pacientes, ha perdido ese miedo irracional a la silla del dentista y, ha sido precisamente, gracias a los tratamientos de estética dental.  

Compartir este articulo:

Más comentados

Cómo elegir colgantes

¿Cómo elegir colgantes? Como nos dicen los expertos profesionales de arte-joya.com/es, los colgantes, pero también los

Scroll al inicio