El aceite y el oleoturismo

El aceite y el oleoturismo

El oleoturismo se ha puesto de moda, algo por lo que desde Centro de olivar y aceite estaban apostando desde hace ya unos años como especialistas del sector. En su opinión, el aceite es un producto que además de ser la salvación económica para las zonas de cultivo, también es un importante dinamizador de su cultura. No hay que olvidar que cuando tomamos aceite no dejamos sino de beber zumo de aceituna, que es lo que es al fin y al cabo el aceite de oliva. Las cualidades beneficiosas del aceite de oliva vienen de su propio origen, al igual que el resto de frutos y frutas, no hay que olvidar que la aceituna tiene muchos nutrientes y elementos que son de lo más saludables para nuestro cuerpo.

Existen otros aceites vegetales que son también ideales para nuestra alimentación, pero en el caso del aceite de oliva lo que ocurre es que se extrae de las semillas y no de los frutos, por lo que necesitamos un proceso químico para obtenerlos. En e caso del aceite de oliva bastante con disponer de unos procedimientos mecánicos, como podemos ver con la naranja o el limón.

Beneficios del aceite de oliva para la salud

En el aceite de oliva tenemos una grasa con unos componentes, los ácidos grasos, que son monoinsaturados, lo que en un lenguaje de la calle y entendible, significa que son sanos y que los podemos recomendar desde un punto de vista meramente nutricional.

Hay muchos motivos, pero entre los de mayor importancia podemos hablar de los polifenoles o del ácido oleico, que son unos compuestos antioxidantes con los que se previenen los propios procesos oxidativos de las células, lo que ayuda a que se retarde el envejecimiento, contribuyendo a la regulación del colesterol en la sangre y reduciéndose el riesgo de infarto en quienes los toman.

El aceite de oliva tiene gran riqueza en vitamina E, ayudando a que se retrase el desgaste de la piel, los huesos y del resto de nuestras articulaciones. Además es recomendable cuando se quiere reducir la acidez de estómago, regular el tránsito intestinal, prevenir úlceras y ayudar al crecimiento en las primeras etapas de la vida.

El oleoturismo en el territorio español

Existen muchas preguntas que se hacen los usuarios. ¿Cómo se produce el aceite? ¿Cómo es realmente un olivar? ¿Y su origen?

El mundo del aceite tiene gran interés, lo que ha ido generando un turismo de lo más atractivo alrededor suyo y que se demanda cada vez más. No olvidemos que hay muchas rutas oleoturísticas, en Jaén, Mallorca, en Aragón, Cataluña o en la Comunidad Valenciana.

Tampoco está de más hablar de los museos del aceite que podemos encontrar en lo que eran las antiguas almazaras. De los más modernos podemos hablar del existente en Mengíbar, el Terra Oleum.

Calidades del aceite

Todos los aceites de oliva no son los mismos. Dependiendo de la acidez y de las características se podrá obtener un aceite mejor o de peor calidad. Conviene diferenciar entre

  • Aceite de oliva virgen extra: no tiene defecto alguno y entre sus principales características está el contar con una acidez máxima de 0,8 gramos por cada 100 gramos.

 

  • Aceite de oliva virgen: tiene algún defecto que casi es imposible de percibir y la acidez máxima es de 2 gramos.
  • Aceite de oliva lampante: el que tiene una acidez que es superior al dos por ciento y que tiene muchos defectos a nivel organolépticos, por lo que tiene que pasar por un proceso de refinado. Por lo tanto, el aceite de oliva refinado no es que sea bueno, es que es inferior a los anteriores.

Cuando la etiqueta solo dice “aceite de oliva”, vamos a estar ante una mezcla de aceite refinado y de aceite de oliva virgen. Encontraremos también el aceite de orujo, que será el procedente de la extracción del orujo, que se realiza con disolventes.

Ahora que ya sabes de la importancia del aceite de oliva, seguro que lo valoras como es debido. Muchos se preguntan si el oleoturismo es solo esa moda de la que hablábamos al principio o seguirá extendiéndose y potenciándose. Lo cierto es que tiene pinta de que ha venido para quedarse y eso es algo digno de celebrar.

Esperamos que este tipo de turismo siga creciendo, puesto que hay muchas zonas como por ejemplo Jaén, que necesitan también de este tipo de turismo para poder mejorar la calidad de vida y los ingresos. El aceite de oliva es auténtico oro y así hemos de tratarlo todos.