Armar el mobiliario adecuadamente: fundamental para alargar su vida útil

Armar el mobiliario adecuadamente: fundamental para alargar su vida útil

En la actualidad hay mucho mobiliario que podemos armar en casa y aunque esto tiene muchas ventajas, también hay que ser consciente que de hacerlo mal, no sólo estamos poniendo en riesgo la inversión hecha, sino también la seguridad de nuestros seres queridos.

Es por ello que prestar especial atención cuando se está armando es fundamental; no sólo si pensamos en alargar lo más posible la vida útil de los mismos, sino pensando en la seguridad que obtenemos teniendo estructuras fuertes y resistentes, como resultado de un armado adecuado.

En este caso no solo hablamos del mobiliario prefabricado que podemos adquirir en el mercado, sino también de todos aquellos proyectos manuales que queramos llevar a cabo. En cualquiera de los casos, armar adecuadamente hace la diferencia entre un mobiliario que durará muchos años y otro que en un par de meses se caerá de forma sorpresiva.

Cuando se compra o se fabrica artesanalmente un mobiliario, debemos tener en mente para qué será utilizado y también la cantidad de peso que este recibirá, pues eso es un factor muy importante a tomar en cuenta. Una pequeña mesa de noche no está diseñada para soportar demasiado peso pues por lo general en ella se colocan cosas como libros, relojes y móviles, completamente diferente al peso que recibe, por ejemplo, una estantería de cocina o una biblioteca.

Teniendo esto presente, lo primero es definir cuál es el mobiliario que necesitamos según el uso final que le daremos y luego, viene el proceso de ensamblaje.

¿Cómo se compone un mueble?

Para poder entender por qué es tan importante armar adecuadamente una pieza de mobiliario, hay que entender cuales son las partes que lo componen, pues a partir de allí es que comienza el trabajo de ensamblaje.

Para empezar, es necesario entender que a nivel estructural, no todas las partes o piezas que la conforman tienen la misma función. Teniendo esto en mente, es fundamental establecer una clasificación de los elementos de la estructura según su función, esto con la finalidad de poder armarlo de la forma correcta:

  • Elementos resistentes y de sostén: su función dentro de la estructura es la de resistir los esfuerzos a la que estará sometida, tanto los debidos al uso del mueble como los que son producidos por el propio peso e incluso, en los muebles de madera, los que provienen de las variaciones de forma y dimensiones que se producen en las piezas como consecuencia del paso del tiempo y de las condiciones ambientales.
  • Elementos de relleno o cubierta: estos tienen como función principal la de limitar o cerrar un espacio cubriendo un hueco o abertura existente entre los elementos resistentes. Un ejemplo de estas pueden ser los paneles de un armario o los vidrios de una vitrina.
  • Elementos de articulación: son aquellos que cumplen la función tanto de permitir como de limitar el movimiento de determinadas partes de la estructura con respecto a otras. Las bisagras y las guías de corredera son ejemplos de tales elementos.
  • Elementos ornamentales: tienen como finalidad mejorar el aspecto estético del mueble. Son ejemplos: las tallas, las molduras y las incrustaciones.
  • Elementos varios: cumplen funciones diversas, no clasificables en los grupos anteriores, como por ejemplo: las cerraduras y los tiradores.

Seguir las instrucciones y usar los materiales indicados es la mejor manera

Si lo que se va a armar es una pieza de mobiliario prefabricada, estas suelen venir con la totalidad de tornillos, tuercas, arandelas y demás elementos necesarios para su ensamblaje. Por lo general, también indican cual es el tipo de herramienta que se necesita.

Es muy importante respetar el uso de estos materiales, pues si tomamos otros, podemos maltratar las piezas. Por ejemplo, si se utiliza un tornillo que es demasiado grande, corremos el riesgo de traspasar la superficie y quedará una punta fuera que puede ocasionar daños a quien se mueva a su alrededor. Pero por el contrario, si se usa un tornillo demasiado pequeño, no logrará unir de forma estable las piezas, por lo que es muy probable que en poco tiempo se desarme.

Según los especialistas de Servieco, el mobiliario prefabricado que tiene problemas como desajuste o caída de piezas antes de los 5 años, es porque al momento del ensamblaje no se hizo correctamente porque no se siguieron las instrucciones que vienen en el manual de uso, siendo eso un gran error.

Por lo general, tendemos a asumir que sabemos hacerlo sin necesidad de seguir instrucciones, el problema de tener esta sensación es que cuando no se siguen, estamos saltando los pasos que le dan seguridad a la estructura, pues no podemos empezar por ensamblar los peldaños de una estantería si no tenemos las bases bien aseguradas.

Armar un mobiliario prefabricado siguiendo las instrucciones es necesario para que la pieza sea segura de utilizar, y para que el dinero invertido en ella sea verdaderamente aprovechado. Pues de nada vale hacer una compra que no es rentable en relación al tiempo de vida que debería tener.

Seguridad ante todo

Un mobiliario que es funcional a largo plazo es uno seguro. Y este es un factor muy importante que debe ser tomado en cuenta, no solamente a la hora de armar, sino también a la hora de comprar, pues debemos considerar cuales son los mejores tipos de mobiliario según las características propias de nuestra familia.

Por ejemplo, si tenemos bebés en casa que apenas están aprendiendo a andar, tal vez los modelos de mobiliario que no tengan puertas no son los más indicados, pues los niños pueden trepar en ellos y desestabilizar el mueble. La realidad es que como este ejemplo hay muchos accidentes domésticos que pueden presentarse cuando lo que tenemos en casa no es seguro al 100%.

El factor seguridad no debe ser considerado sólo cuando hay niños en casa, pero sí debe ser especialmente atendido si los hay. Según datos nacionales, hay más de 10.000 accidentes anuales en el hogar que involucran mobiliario y a niños, por lo que hay que trabajar en la prevención de los accidentes, tomando todas las medidas necesarias y contando con la asesoría de conocedores en el área.

Por lo general, en muchas oportunidades no se cuenta con profesionales para la instalación de mobiliario por un tema económico, sin embargo, creemos importante considerar que se vea esa inversión como una que garantice la seguridad de toda nuestra familia.

Cuando se decide realizar el montaje de mobiliario, ya sea prefabricado (especialmente cuando son de gran tamaño) o artesanal, sin contar con los profesionales, se corren riesgos que son importantes considerar, pues muchos de ellos necesitan de herramientas y elementos que por lo general no solemos tener en una caja de herramientas sencilla de casa. Además, una cosa es saber hacer algo empíricamente a tener el conocimiento real de cómo hacerlas correctamente y qué tipo de materiales se necesitan para lograr hacer del trabajo uno seguro.

Contratar profesionales siempre es la mejor opción

Poco antes mencionamos la importancia de considerar contratar a profesionales cuando se trata de armado e instalación de mobiliario, y en efecto creemos que es lo más indicado. Sin embargo, no siempre son necesarios. Si estamos buscando armar una mesa de centro o un mueble de compartimientos pequeño, no necesitamos de nadie, solo de las instrucciones, las herramientas y la paciencia. Pero si hablamos de estanterías, bibliotecas, muebles empotrados, entre otros, los profesionales son fundamentales.

Pensemos en el riesgo que significa intentar armar un mobiliario grande y pesado sin las herramientas y sin el conocimiento necesario para que este se mantenga bien ajustado con el paso del tiempo. Muchos accidentes domésticos que involucran mobiliario, se dan porque los tacos no son los indicados para el tipo de tornillo que se utilizó, pero eso no lo sabe cualquier persona, eso lo sabe un especialista que podrá elegir el taco y el tornillo adecuado según el peso y función del mueble, pues no es el mismo el que se necesita para una base aérea para un televisor, que el que necesitamos para un estante de cocina.

Cuando hablamos de mobiliario grande que cambia el aspecto del lugar que lo contiene, puede ser clasificado como una pequeña remodelación y si es el caso, es importante contar con especialistas que garanticen una instalación segura a largo plazo.

Es evidente que cuando se adquieren muebles nuevos para el hogar, la emoción del momento nos lleva a querer tenerlo listo en el mismo instante, pero la realidad es que tomarse el tiempo indicado para armar adecuadamente mobiliario prefabricado o artesanal ,es fundamental para su vida útil y para la seguridad de todos los miembros de la familia.

La seguridad es el aspecto más importante, porque si bien es cierto que las inversiones que se hagan en el mobiliario deben ser inteligentes, que sea armado adecuadamente es el paso que debe ser tomado con mayor seriedad, porque ese mueble estará en casa, con nuestras familias y un error que se cometa a la hora de ensamblarlo e instalarlo, puede ocasionar un accidente que nos afectará directa o indirectamente.