Qué ver en la provincia de Ciudad Real

Es la gran desconocida de España, pero os puedo asegurar que si hacéis una ruta por Ciudad Real os va a encantar. Yo no había estado nunca hasta que unos amigos míos, me regalaron un pack para hacer dos noches por esa zona. Al principio, mi pareja y yo dijimos ¿Ciudad Real? ¿Y qué vemos allí? Pues muchas cosas. Os voy a pasar a resumir un poco lo que fue nuestra aventura por la Mancha, tierra de Quijotes y de Sanchos, que nos ha encantado.

Al estar en esta tierra, la ruta de El Quijote es obligada. Esta ruta transcurre teniendo como punto de partida Ciudad Real recorriendo el sur de la provincia, cuyo recorrido discurre por Consuegra y Arenas de San Juan. Aunque pasas por un montón de pueblos como por ejemplo Madridejos, Camuñas, Villafranca de los Caballeros, Ossa de Montiel, de este pueblo es de donde tomó el nombre la mítica Sara Montiel, Tomelloso, Alcázar de San Juan, Villarrobledo, El Pedernoso, Las Pedroñeras o Villaescusa de Haro. El recorrido aproximado es de 75 kilómetros. La verdad es que si has leído la mítica obra de Miguel de Cervantes, seguro que te vas a sentir como un Quijote. Seguro que te quedas flipada cuando veas los molinos, normal que el pobre hidalgo les confundiera con gigantes. A mí me parecieron enormes.

Ahora bien, yo esta ruta siempre la recordaré porque se nos estropeó el coche y estuvimos tirados durante un par de horas en la carretera. Eso sí, fue como una predicción. Yo creo que mi marido ya sabía que se nos iba a estropear un manguito, porque sorprendentemente (a mí no me había dicho nada), llevaba uno en el maletero que había comprado por Internet en  reparatelotu.com. Una tienda web de recambios para coches donde, si tienes un poco de maña con esto de la mecánica, te puedes ahorrar dinero. Ya que lo pides y lo reparas tú mismo. Ahí estuvo mi marido durante dos horas dándole al tema, mientras yo disfrutaba del enorme campo que existe en la zona sur de Ciudad Real.

Viva el vino

Una vez arreglado el manguito nos pusimos de nuevo en ruta. Unos amantes del vino como somos mi marido y yo no podíamos faltar a la conocida por “ruta del vino”, que  transcurre teniendo como punto de partida Bolaños de Calatrava por la zona oriental de la provincia, recorriendo las tierras del “Campo de Calatrava” entre Bolaños de Calatrava, Viso del Marqués, Abaladejo y Villahermosa. No en vano, Castilla-La Mancha es la zona vitivinícola más extensa del mundo. En esta ruta tuvimos la oportunidad de saborear los exquisitos vinos de esta tierra y de conocer la tradición que los rodea. Normal que se lleven muchos premios en los concursos de enología.

Como puedes comprobar en dos días nos dio tiempo a hacer esto, pero en la oficina de turismo nos informaron que existían muchas más rutas. Ésas las hemos dejado para una futura visita, en la que esperemos todo salga igual, bueno, menos lo de estropearse el coche, que nos hizo perder un par de horas que luego eché de menos para poder visitar más cosas. Y tú, ¿has estado alguna vez en Ciudad Real?