Apartamentos con servicios de hoteles

7-001-1-2

Una de las ideas que más me suelen atraer cuando busco alojamiento son los apartamentos de alquiler porque te ofrecen una privacidad que el hotel, por muy bueno que sea, no puede ofrecerte. Sin embargo, cuando me voy de viaje busco descansar y olvidarme de los quehaceres de la casa, algo que el hotel sí ofrece pero los apartamentos no y mi dilema crece. Mi asombro llegó cuando la semana pasada, por negocios, tuve que viajar a la ciudad condal y me topé con estos apartamentos en Barcelona centro que ofrecen las comodidades de un hotel y la privacidad de alquilar un apartamento privado y tras probar la experiencia os diré que deberían copiar más esta idea porque triunfarían prácticamente en cualquier ciudad.

Por lo que pude averiguar, la cadena de Hoteles Mercer Barcelona ideó este servicio y levantó, bajo estas premisas, el Mercer Boria BCN, un hotel que ofrece habitaciones de distintas categorías así la posibilidad de alojarte en apartamentos turísticos tipo loft que cuentan con los mismos servicios que ofrece la cadena hotelera.

Me alojé en un loft por probar y la experiencia resultó de lo más agradable. Me levantaba por la mañana y tenía la posibilidad de desayunar en pijama en mi habitación e irme a las reuniones sin preocuparme porque sabía que al llegar estaría todo recogido y en perfecto estado. Las comidas, aunque podía cocinar, las hacía por Barcelona yendo de un sitio para otro, tanto por tiempo como por comodidad porque, como ya he comentado, no me gusta cocinar estando en un hotel, ni siquiera estando en viaje de negocios. Y las cenas, salvo un día que cené en la habitación porque no tenía demasiada hambre y me apetecía estar tranquila, las hacía en el restaurante del hotel así que tampoco tuve demasiado problema.

Sin embargo, ya no es tanto la idea de poder tener tu espacio para no tener que amoldarte, si no quieres, a los horarios del típico hotel, ni a las entradas y salidas del mismo, sino la privacidad que te ofrece el hecho de tener tu espacio, más allá de una habitación de hotel, donde poder sentirte como en casa, con tu privacidad, tu espacio de trabajo si así lo requieres, tu cocina, etc.

Según el diario Expansión, tanto los hoteles como los apartamentos turísticos han experimentado un auge este pasado año que acabamos de terminar y hemos alcanzado el récord de 68 millones de turistas extranjeros. Esto son resultados altamente positivos, de eso no cabe duda, y me hace gracia comprobar cómo ambas maneras o posibilidades de alojamiento son factibles por igual. Ahora bien, me gustaría a mí saber cuántos de esos apartamentos alquilados ofrecen los servicios de un hotel tal y como mucha sociedad demanda y yo he podido experimentar en Barcelona.

Yo a estas alturas no me voy a meter a camisas de once varas pero si alguien está pensando en invertir en un negocio y le atrae el mundo del turismo debería plantearse la posibilidad de crear algo parecido a lo que yo he descrito porque creo que no sólo yo sería la primera en alojarse en su establecimiento sino que gran parte de la sociedad lo haría porque estoy segura de que buscan lo mismo que yo.

Deja un comentario