A la Feria de Sevilla

Desde muy chica mi ilusión era acudir alguna vez a la Feria de Sevilla. La verdad es que cuando lo veía por la televisión, con todos los famosos, me parecía una gozada. Pero por unas cosas u otras, nunca lo lograba. Hasta que cosas de la vida, cuando me echaron de mi trabajo, tuve unos meses de paro que les dediqué a viajar y cumplir sueños que no había logrado. Así que me cogí a un par de amigas y nos fuimos a la Feria de Sevilla.

Sin duda, es la feria más importante y conocida de cuantas se celebran en Andalucía, la más visitada y la que más impacto económico tiene en la Comunidad Autónoma. Pero ojo, que lo que dicen por ahí de que las casetas son privadas es cierto. Las casetas de particulares o de entidades privadas no suelen, por costumbre, permitir el acceso a la caseta si no es con invitación o acompañado de algún socio. En mi caso, mi amiga conocía a un chico que nos metió. Sin embargo, las casetas de entidades públicas (como la del Ayuntamiento de Sevilla y los distritos) o las entidades privadas con fines sociales y políticos (como partidos, sindicatos, etcétera) suelen permitir la entrada libre. Aunque ya os digo que la diversión no tiene nada que ver.

A comer

La noche del lunes al martes se llama noche del pescaíto. Es costumbre servir una selección de frituras de pescado y demás especies del mar, tales como las pijotas, boquerones, pescada, acedías, adobo y calamares. Una gozada, estaba todo riquísimo. Además, en todas las casetas suelen servir una oferta de tapas que incluye jamón ibérico, chacinas, marisco de Sanlúcar de Barrameda, queso, tortilla de patatas, etc. Vamos que por hambre no va a ser, y menos aún por sed, porque la famosa manzanilla corre por litros.

Y de postre, los buñuelos o los churros, llamados en Sevilla también “calentitos”, acompañados de chocolate caliente son también típicos en la feria. Eso sí, que mal lo pasé cuando tuve que pedirles por su nombre. Además era la típica caseta con gente gitana y con la estampa de las mujeres ataviadas con bonitos delantales de color blanco inmaculado.

A bailar

Y qué sería de una feria sin los bailes. Aunque no existen normas de acceso para vestir en el Real de la Feria, lo que mola es ver vestida a la gente de flamenca. Y yo no pude resistirme, ya que ya tenía ojeadas webs de trajes de flamenca baratos, entré en la web de El Duende de Sevilla y me compré uno precioso. Consistía en un top con manga francesa, que además este año se llevaba mucho. Por ejemplo yo se le vi a Pilar Rubio, la mujer de Sergio Ramos, que siempre que su trabajo se lo permite va a la Feria. Porque esa es otra, prepárate para ver a un montón de famosos.

La verdad es que fue una experiencia magnífica, incluso se me quedó corta. Así que veo normal que los sevillanos hayan decidido que duré más. De esta manera, la Feria de Abril de 2017 se celebrará entre el domingo 30 de abril y el sábado 6 de mayo, ambos inclusive. Ahora como ya trabajo, no puedo ir, pero quién sabe si quizás pueda volver en otra ocasión. Yo os lo recomiendo de corazón.

shutterstock_299630906reducida